• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Biblioteca Sobre El Mas Allá

Sobre El Mas Allá

Recientemente luego de la muerte de su padre uno de ustedes me preguntó acerca de la muerte y él Mas Allá. No debemos esperar que alguien que amamos se muera para pensar en la muerte. No tenemos que olvidarnos de la muerte después de haberla recordado con la muerte de alguien querido. Debemos recordar la muerte siempre, o a menudo, y no debemos dejar de recordarla hasta el día de nuestra muerte.

Cuando el Profeta (saws) estaba por dejar este mundo, consolaba a sus queridos compañeros (raa) y les decía: "Los dejo con dos grandes maestros. Uno es silencioso y el otro les habla." Cuando le preguntaron quienes eran, él contestó: "El maestro silencioso es la muerte y el que habla es el Sagrado Corán."

La vida después de la muerte no es como dicen aquellos que solo se la imaginan. Ni las torturas de la tumba, el interrogatorio de los ángeles, el castigo, el dolor, las criaturas que se arrastran, las serpientes, escorpiones, el fuego del infierno; ni la tumba transformada en jardín de rosas, palacios, jardines, los ríos del Paraíso; nada allí tiene alguna semejanza con los horrores o las hermosuras de este mundo de materia. Nada allí se parece a lo que los ojos o las mentes puedan imaginar.

Este mundo de materia consiste de tiempo y espacio y cosas y seres de tres dimensiones. Pero todo esto es temporal. Todo lo que ha sido construido será destruido. Todo lo que existe se desvanece, cambia y desaparece. Todo lo que nace, muere. Todo esto desaparecerá o será transformado quedándose aquí, nada de eso ira al Más Allá excepto el Ruh, el alma. Allah dice:

was yas'alunaka 'an ir-ruhi. qul ir-ruhi min amr ir-rabbi.

"Y te preguntarán acerca del alma. Di: El alma está bajo las órdenes de mi Señor [y solo en Su conocimiento]."
(Bani Isra'il 85)

El alma pertenece al al-'alam al-ghayb, el reino invisible. Es decir, invisible a los ojos de materia. Hadrat 'Ali (karrama Llahu wajhahu) dice:

law kashafa al-ghita'i ma izdadtu yaqinan

" Aún cuando los velos (velos de la ignorancia) se levanten, mi certeza (lo que veo en la realidad) no se incrementa."

Aún él, la puerta al conocimiento, no es capaz de ver la real realidad dentro del reino del alma.

Hadrat Abu Talib al-Makki (ra) dice: " Si el alma conoce a su Señor (si es el alma de alguien que le teme y ama a Allah y realizó el bien), cuando deja el cuerpo se eleva ascendiendo, buscando a su Señor. Se vuelve una materia fina o menos fina, dependiendo de las obras y al estado de la persona que poseía esa alma en este mundo. Mientras más fina mas se puede elevar al nivel llamado illiyin, una distancia entre la luna y el kursi. Los ocho paraísos mencionados en el Corán están en esta región.

"Si el alma pertenecía a un pecador, cuando deja el cuerpo tampoco tiene forma, sin embargo es pesada, no con peso material, sino con peso conceptual. Se hunde y desciende de acuerdo a su peso hasta el nivel de asfal al-safilin, a lo mas bajo de lo bajo. Los siete infiernos están en estos reinos. El alma de los pecadores toma el carácter de su alma animal. Si en este mundo uno era insaciablemente ambicioso, su alma asume el carácter de un cerdo. Si uno era arrogante, creyéndose grandioso y rebajando a los demás, asumirá el carácter de un elefante, y si uno era envidioso y celoso, asumirá el carácter de un mono. Cada carácter de diferentes pesos se hundirá de acuerdo a su peso."

Algunos piensan que él Mas Allá es como este mundo de materia por como Allah se dirige al hombre con un lenguaje del hombre. Piensan en el término mismo de las palabras, según su significado, que es material, mientras que la palabra en si es de la Esencia y no es materia. Basan su argumento en versos como el siguiente:

qul yuhyi alladhi ansha'aha awwala marra, wa huwa 'ala kulli khalqin 'alim

"Di: Él les dará la vida, Aquel que les dio en un comienzo existencia, y Él es Quien conoce toda la creación." (Ya Sin 79)


a wa laysa lladhi khalaqas-samawati wal-arda bi-qadirin 'ala an yakhluqa mthlahum? Bala, wa huwal-khallaq ul-'alim.

"No es Él Quien creó los cielos y la tierra capaz crear su igual? Sin duda, Él es el Creador, El Conocedor." (Ya Sin 81)

Dicen que hay un pequeño pedazo de hueso al final de la columna vertebral, que no se pudre y de este resto, como el maíz que sale luego de plantar el grano, los hombres crecerán en el Día del Juicio exactamente como eran cuando estaban en este mundo.

Si debemos buscar algo que existe ahora y que será igual en él Mas Allá por cierto que no tiene forma o cuerpo de materia. Quizás sea la palabra, si uno supiese lo que está diciendo, si no es solo ruido, ladrido, gruñido o aullido, pues la verdadera palabra es producida por el alma.

El cuerpo cambia, se avejenta. La ciencia dice que luego de tres años, ninguna célula de las que había, permanece en el cuerpo. Sin embargo la esencia, el alma, es la misma sea uno un niño o un anciano. Esto es lo que retornará a su Señor. Esto es lo que aparecerá en el Día del Juicio en el Paraíso o el Infierno. De otra manera, si alguien pierde su mano o pierna mientras era un niño y luego fuese arrojado al infierno como castigo por sus pecados que cometió mas tarde en su vida, ¿Sería justo que aquella mano o pierna sin pecado alguno fuese quemada? Pues Allah dice:

fa-man ya'mal mithlaqa dharratin khayran yarah, wa man ya'mal mithqala dharratin sharran yaran

"Aquel que hace el peso de un átomo de bien lo verá, y aquel que hace el peso de un átomo de mal lo verá." (Zilzal 7,8)

Y el Profeta (saws) dice: "Tus obras sean buenas o malas volverán a ti." Los jardines del Paraíso, los fuegos del Infierno no son mas ni menos que tus obras.

En el mi'raj, la ascensión del Profeta (saws), Hadrat Ibrahim (as) le dijo: "Oh Muhammad (saws) dile a tu gente que el Paraíso es un espacio vacío. No hay ni árboles ni ríos ni palacios en él. Los jardines del Paraíso, los regalos del Paraíso son las palabras subhan Allahi wal-hamdu lillahi wa la ilaha illa Llahu wa Llahu akbar. Diles que repitan a menudo esas palabras."

Tu existencia después de la vida y en la tumba, purgatorio, Día del Juicio, Infierno y Paraíso, no son de este mundo ni se asemejan a nada de este mundo. Estarán en la forma de su sirr, su esencia, y el reino en que se encontrarán será el reino de los conceptos, el significado de tu vida y acciones. Allah dice:

yawma tublas- sara'iru...

"En el día cuando lo oculto se manifieste..." (Tariq 9)

También creemos que para el hombre común esta vida no es mas que una ilusión, un sueño, no es la realidad. ¿Cómo podría la realidad en él Mas Allá ser una recreación de una ilusión, o tener alguna semejanza con esta?

El Profeta (saws) dice: Los hombres están dormidos. Solo despiertan cuando mueren." La única forma de conocer él Mas Allá, aquí, es siguiendo las órdenes del Mensajero de Allah, mutaqabla an tamutu, "Muere antes de morir" para que podamos ver la realidad de nuestre ser eterno y la realidad de la Eternidad.

Allah es Quien sabe mas

Shaykh Tosun Bayrak al-Jerrahi al-Halveti