• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Biblioteca 'Id ul Adha, 1420

'Id ul Adha, 1420

La semilla de la fe está dentro de cada niño al nacer. Nuestro Maestro el Profeta (saws) dice que todo niño nace Musulmán, pero dependiendo en que lugar ha nacido y los padres que le han sido dados, puede que se le llame Cristiano, Judío o quizás pertenezca a otra religión. A la edad en que nos damos cuenta que somos seres humanos, escuchamos una voz interna que nos dice: "Busca tu origen, de donde has venido y hacia donde vas a retornar y lucha por saber quien verdaderamente eres." Esta es una orden de la cual no podemos escapar, que debemos responder y es el brote de la semilla de fe dentro de cada uno. Buscando las respuestas a esta orden, algunos afortunados entre nosotros comienzan a ver las manifestaciones de la Verdad, así como lo hiciera el Profeta Ibrahim (as) que en su niñez miró a las estrellas, a la luna y al sol y se dio cuenta que no podían ser Dios porque cada una de esas cosas desaparecía. Cuando escuchamos la voz de nuestra conciencia que busca al Uno Eterno, entonces nos podemos dar cuenta de la temporalidad de este mundo. A través de la realización de que todas las cosas son temporales y a través del entendimiento de El Uno Eterno, recibimos otra orden divina: "¡Sométete!" Aquellos que son capaces de someterse llegan al nivel de Unsiyya o cercanía, intimidad, amistad con El Uno Eterno. Entonces en este momento uno llega a ser un Insan, un verdadero ser humano y un Musulmán. Podemos ver la manifestación de este nivel en Hd. Ibrahim (as) cuando Nimrod lo arrojó al fuego. Hd. Jibril (as) vino donde el y le preguntó si pediría ayuda de Allah. Hd. Ibrahim (as) respondió: "Mi Señor ve lo que está sucediendo y El hace Su voluntad." Su Señor entonces transformó el fuego en un fragante jardín de rosas. Así como nuestro Señor vio a Hd. Ibrahim (as) también nos ve a nosotros como a Su servidor sumiso. En el Sagrado Corán El nos llama "La Nación de Ibrahim."

"Millata abikum ibrahima huma sammakumul muslimiyn"

 

¿Nos hemos verdaderamente sometido? ¿Aceptamos realmente? ¡No! ¿Estamos contentos con lo que sea que Allah El Altísimo nos ha destinado, salud o enfermedad, alegría o dolor; riqueza o pobreza? Si es así, entonces hemos llegado al nivel de Makami Rida, o perfecta satisfacción y paz con nuestro estado. En este nivel nos convertimos verdaderamente en Musulmanes, nos hemos dado cuenta del potencial que como seres humanos nuestro creador nos ha otorgado. En este momento estamos entonces cerca de El. Cinco pilares del Islam han sido ordenados: Sawm, ayunar durante el mes de Ramadán; Salat, las cinco oraciones diarias; Hajj, el peregrinaje a Mecca una vez en la vida; Zakat, caridad que consiste en la cuarentava parte de nuestras riquezas; y Kalimat-u Shahada, profesar la fe diciendo:

 

Ashadu an la ilaha ilallah wa ashadu anna Muhammadan abduhu wa rasuluhu "Doy testimonio que no hay Dios sino Allah y doy testimonio que Muhammad(saws) es Mensajero y servidor de Allah."

 

Hay un significado oculto en el cumplimiento de las obligaciones del Islam: Sawm, Salat, Hajj, Zakat y Kalimat-u Shahada. Ayunar durante el mes de Ramadán es nuestro intento de reconocer y practicar los Atributos Divinos, Asma ul- Usna, los Hermosos Nombres de Allah que El enseñó a nuestro padre Adán (as). La paciencia, la compasión, amor, gentileza y perdón que podamos experimentar durante el ayuno, acercan al Creador y al creado en cuanto experimentamos a nivel humano estas Divinas cualidades. A través de esta conexión luchamos para ser verdaderamente hijos e hijas de Hd. Adán (as). Durante los cinco rezos diarios especialmente durante la posición de prosternación, estamos en la presencia de nuestro Señor, estamos hablando con El. Cuando conversamos con nuestro Señor, El nos podrá pedir que vayamos a visitarlo a Su Casa. Así entonces a uno se les está permitido hacer el Hajj. El Hajj comprende el estado de "morir antes de morir", de dejar todo atrás, de envolvernos con nuestras mortajas, presentándonos en frente de nuestro Señor, exclamando "Labbayk alahumma labbayk" Estoy presente, estoy aquí mi Señor. Besando el Hajry Aswad, la Piedra Negra, es como besar el amor, el corazón del Amado de Allah Hz. Muhammad (saws). Si hemos sentido aquello que es divino y eterno en nosotros, conversado con nuestro Señor y hemos visto la Verdad cuando hemos visitado Su casa, debiéramos estar limpios, purificados de todo aquello que no es propio de un ser humano. La función del Zakat es por lo tanto una purificación, no solo de nuestras posesiones materiales, si no que también de todo aquello que es temporal y material en nuestras vidas. Durante la fiesta de Ramadán, los creyentes, los fieles entre nosotros fuimos capaces de traer a nuestra conciencia los Hermosos Nombres de nuestro Señor que están ocultos dentro nuestro. Al terminar el ayuno en el día de 'Idul Fitr que significa retorno, volvemos a la vida de este mundo, para actuar de acuerdo a esas características divinas, y compartir con los demás lo que hemos recibido, hasta el décimo día del mes de Dhul Hijja el día de 'Idul Adha. En este día los elegidos entre nosotros escucharán a su Señor hablar y decir: "Ahora que han manifestado en ustedes mis propios Atributos Divinos y han vivido de acuerdo a ellos en la vida inferior de la vida temporal, es hora de que ustedes se eleven al nivel de Mi esencia, que Me vean como la luna llena en Mi Paraíso. Pero su hora aún no ha llegado. Deben soportar nuestra separación por un tiempo. Entonces en ves de venir ustedes, envíenme la vida de un Kurban, un cordero como sacrificio." Kurban en árabe significa acercándose. Y en este día, los fieles elegidos, en agradecimiento, hacen dos raq'ats en la oración del 'Id y recitan seis Takbirs adicionales.

 

El cordero sacrificado se divide en tres partes: Sadaqa, para ser distribuido a los pobres , Hadiya, para ser distribuido en la familia, amigos y vecinos, y Nafaqa, para ser consumido por nosotros.

 

Nuestro Maestro el Profeta (saws) ordenó: " Mantengan una parte del cordero sacrificado para ustedes" y explicó la razón: " porque si el sacrificio es aceptado por Allah el Altísimo, y si un hombre y una mujer comen de esta carne, una semilla podría ser creada, y un niño podría nacer con el espíritu parecido al de Hd. Ibrahim (as)."

 

Nuestro Señor nos advierte que la porción dada como regalo a los amigos y la porción guardada para uno nunca debiera exceder a la parte dada a los pobres, la última siendo la parte de Allah el Altísimo, por la cual deberemos dar cuenta en el Día del Juicio Final.

 

O Señor, debe haber entre nosotros uno que Te ha alcanzado con la mano de su corazón, buscando sinceramente Tu Aprobación. Cuando el dice " Labbayk", Tu respondes " Labbayk". Por aquellos que Tu amas, por la cercanía de Hd. Ibrahim (as), por el secreto en el derramamiento de sangre del cordero sacrificado, enséñanos la paciencia y la confianza de Hd. Ismail (as), y la obediencia total de Hd. Ibrahim (as). Amin.

 

Sheik Tosun Bayrak al-Jerrahi